Noticias

Un estudio revela que los humanos no contaminan los océanos

Un estudio revela que los humanos no contaminan los océanosUn nuevo estudio revela que las actividades humanas están depositando mucho menos nitrógeno al océano abierto de lo que muchos modelos atmosféricos sugieren.

«Los seres humanos pueden no estar contaminando el océano tanto como nosotros pensamos, y es una buena cosa», dijo Meredith Hastings, profesora de Ciencias de la Tierra en la Universidad de Brown y una de los co-autores del estudio.

«Sin embargo, el nitrógeno adicional potencialmente podría estimular la capacidad del océano para extraer el dióxido de carbono fuera de la atmósfera, lo que podría contrarrestar las emisiones de carbono hasta cierto punto. Pero si no estamos agregando mayor cantidad de nitrógeno, no estamos consiguiendo ese potencial beneficio adicional en el ciclo del carbono «.

La investigación se publica en línea en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias.

El nitrógeno es el gas más abundante en la atmósfera y un nutriente ecológico clave, apoyando el crecimiento de las plantas y proporcionando una fuente de alimento para los microorganismos. Pero el exceso de nitrógeno en ambientes acuáticos puede causar crecimiento excesivo de algas y otras plantas acuáticas, que puede arrojar ecosistemas fuera de balance. Las grandes floraciones de algas, por ejemplo, pueden agotar las vías fluviales de oxígeno, lo que lleva a la muerte de peces en masa y otros problemas.

Pero junto con los problemas, hay un potencial beneficio del exceso de nitrógeno. Una afluencia de nitrógeno en los océanos podría estimular el crecimiento de fitoplancton y otros organismos fotosintéticos. La fotosíntesis consume dióxido de carbono, por lo que un aumento en la actividad biológica podría aumentar la capacidad de los océanos para atrapar CO2 atmosférico.

Los humanos vierten toneladas de nitrógeno adicional a la atmósfera a través de la quema de combustibles fósiles y biomasa. Parte del nitrógeno es transportado por el viento y depositado en los océanos, pero la cantidad que llega a mar abierto lejos de las costas no está claro. Algunos modelos atmosféricos estiman que el 80 por ciento de la deposición de nitrógeno en el océano se puede atribuir a los seres humanos, lo que representaría una enorme afluencia de nuevo nitrógeno.

«Los modelos generalmente asumen que el océano es un receptor pasivo de nitrógeno», dijo Hastings. «Queríamos saber si eso es cierto o si el mismo océano podría desempeñar un papel sustancial en la emisión de nitrógeno. Si el mar está jugando un papel, entonces esta deposición de nitrógeno no es todo nuevo nitrógeno, desde la perspectiva del océano. Se recicla».

ESTUDIO EN BERMUDAS

Para su estudio, Hastings y sus colegas analizaron la concentración y composición de nitrógeno orgánico en muestras de aire y el agua de lluvia tomada en Bermuda en el transcurso de un año. Bermudas, a mil kilómetros de la costa este de Estados Unidos, ofrece a los científicos un banco de pruebas natural para el estudio del origen de los contaminantes atmosféricos.

El clima de la isla está dominado por diferentes masas de aire en diferentes momentos del año. Durante gran parte del año, el aire tropical que sopla hacia el norte desde el océano abierto domina. Pero en el invierno, un cambio en la presión atmosférica tira de las masas de aire de la parte continental de Estados Unidos. Esas masas de aire continentales traen una gran cantidad de contaminantes industriales y agrícolas con ellas.

El estudio mostró que en lugar de ser correlacionada con la fuente de las masas de aire, la concentración de nitrógeno en aerosol está mucho más estrechamente correlacionada con la actividad biológica medida en el océano circundante. Si la actividad biológica aumenta, también lo hace la concentración de nitrógeno orgánico encontrado en muestras de aire. La composición molecular de los aerosoles de nitrógeno también es consistente con un origen marino, hallaron los investigadores.

«Estos procesos biológicos marinos parecen estar produciendo compuestos que están reaccionando en la atmósfera para crear este nitrógeno orgánico», dijo Hastings.

El nitrógeno orgánico en muestras de agua de lluvia parecía contener algo más de firma humana, pero todavía estaba dominado por fuentes marinas, según el estudio. Tomados en conjunto, los resultados sugieren que el océano desempeña un papel mucho más importante en el reciclaje de nitrógeno orgánico de lo que se pensaba y que el papel de las fuentes de origen humano se sobreestima en modelos atmosféricos.

Combinando los resultados de este nuevo trabajo y su trabajo anterior sobre fuentes de nitrógeno inorgánico, Hastings y sus colegas estiman que alrededor del 27 por ciento de la deposición de nitrógeno total en el océano abierto se deriva de fuentes humanas – mucho menos que el 80 por ciento sugerido por los modelos atmosféricos. Eso tiene implicaciones para la idea de que la contaminación por nitrógeno podría ayudar a contrarrestar las emisiones de carbono.

Fuente: Econoticias

10 enero, 2016

Sobre el autor

Hidroblog


QUIÉNES SOMOS

Hidroblog.com es una web para los profesionales del agua. Informamos sobre sostenibilidad, ciencia, economía circular, medioambiente y naturaleza.

Hidroblog.com es un proyecto de Vegueta Ediciones S.L., sello editorial con sede en Barcelona y Las Palmas de Gran Canaria, y cuenta con la colaboración de la agencia Beople Social Media Consulting.

Newsletter

TWITTER
OTROS BLOGS