Sostenibilidad

La gestión subterránea que condiciona la vida en la Tierra

Acciones tan sencillas como lavarse las manos, fregar o usar un váter de una manera segura tiene más importancia de lo que pueda parecer. En las grandes ciudades los sistemas de drenaje y alcantarillado que asumen la responsabilidad de gestionar bien las aguas residuales se ven sometidas a un volumen de trabajo cada vez mayor debido al aumento de la población en la urbe.

A la cantidad de población que utiliza este sistema hay que añadir la huella hídrica y energética que ésta deja y las consecuencias del cambio climático. Optimizar y gestionar mejor esta gestión se ha convertido en uno de los salvoconductos para la sostenibilidad del Planeta.

Un artículo de El País asegura que los huracanes y las lluvias torrenciales también hacen que los grandes núcleos de población se enfrenten a situaciones para las que no fueron diseñados en un principio.

Echando la vista atrás, en el artículo se recuerda que los asentamientos urbanos se construyeron históricamente en zonas que aseguraban el suministro de agua a sus habitantes, cerca de ríos o de la costa, y que permitían de manera natural la infiltración y evacuación de la misma. Posteriormente, durante el siglo XIX, comenzó a implantarse extensivamente el saneamiento urbano con la finalidad de proteger la salud pública, evitar enfermedades y epidemias, así como posibles inundaciones. Empezaba así la construcción de sistemas de drenaje y alcantarillado para asegurar que las aguas residuales y las grandes precipitaciones fueran canalizadas, lo que suponía una revolución en las entrañas de las ciudades. Sin embargo, la situación actual exige soluciones distintas e innovadoras.

Los sistemas de drenaje urbanos de una ciudad preparada para estos nuevos retos no pueden limitarse a la recogida y transporte de aguas residuales y pluviales. El desafío en una situación de cambio climático pasa por lograr que las grandes urbes evacuen un flujo cada vez mayor con el mínimo impacto ecológico, lo que implica un cambio de mentalidad y un planteamiento global que integre alcantarillado y depuradoras. Solo de esa forma el agua de las lluvias, que en las ciudades arrastra suciedad y está en contacto con distintas emisiones contaminantes, puede ser restituida al medio natural en las mejores condiciones posibles.

Para solucionar esta situación y lograr que ese ciclo se respete, haciendo de las ciudades unos entornos seguros pese a su crecimiento y evitando a la vez que el impacto sea mayor en el entorno natural, es necesario introducir sensores en toda la red, tratar de forma global los datos, elaborar programas de limpieza del alcantarillado y de gestión integral de tanques y depósitos de almacenamiento. Un desafío mayúsculo pero del que depende el futuro de nuestras ciudades.

27 noviembre, 2019

Sobre el autor

Hidroblog


QUIÉNES SOMOS

Hidroblog.com es una web para los profesionales del agua. Informamos sobre sostenibilidad, ciencia, economía circular, medioambiente y naturaleza.

Hidroblog.com es un proyecto de Vegueta Ediciones S.L., sello editorial con sede en Barcelona y Las Palmas de Gran Canaria, y cuenta con la colaboración de la agencia Beople Social Media Consulting.

Newsletter

TWITTER
OTROS BLOGS